RELACIONES SANAS

May 26, 2016

 

Relaciones sanas. Efesios 4:24...

 

  1. Desechad la MENTIRA y hablad la VERDAD.

Las mentiras nos matan. Necesitamos hablar la verdad. Mientras estemos hablándonos con mentiras, nunca se podrán aclarar, o arreglar las cosas. Muchos matrimonios caminan a oscuras, porque caminan en mentiras. Aquí nosotros tenemos dos opciones, por un lado creer que las mentiras existen y tratar de mantenerlas, la otras es confesar y pedir perdón.

 

La primera opción parece atractiva, pero la verdad es que no existen mentiras. La Biblia nos enseña en Lucas 12:3 Por tanto, todo lo que habéis dicho en tinieblas, a la luz se oirá; y lo que habéis hablado al oído en los aposentos, se proclamará en las azoteas.”  Algún día todos se van a enterar de lo que hemos hecho, solo podemos prolongar un poco cuando se dan cuenta.

 

Lo malo con las mentiras es que para cubrir una mentira, tienes que decir otra mentira. Empezamos a crear nuestro castillo de mentiras, y algún día cuando te equivoques al decir una mentira, te van a “evidenciar”, y se te va a caer todo tu castillo de mentiras.

 

La otra opción es reconocer nuestras fallas y pedir perdón. Mejor es acercarnos y pedir perdón a que nos “cachen en la mentira”. Porque si nos “cachan en la mentira”, desde ese momento en delante somos “mentirosos”. Ya no se sabe cuando uno dice la verdad o es una mentira. Siempre habrá duda, siempre habrá una mancha y la relación nunca podrá ser transparente.

 

TAREA. El día de la VERDAD.

 

Te sugiero hacer algo, haz una lista de todas las cosas que sabes que están separándote de tu esposo.

 

  • Mentiras que has dicho.

  • Cosas que no has confesado.

  • Cosas que has escondido.

Ya que has hecho la lista, escojan un dia para platicara y los dos digan lo que escribieron en la lista. Esto tiene que ser muy honesto, verdadero y no superficial, y después de que se hayan dicho la VERDAD, pídanse perdón.

Se que requiere muchísima valentía para hacer esto, pero si no “limpiamos la relación” el resto de la vida viviremos en mentiras, y a nadie le gusta sentirse burlado. Sabemos que escuchar algunas cosas va a ser extremadamente difícil, vamos a necesitar gracia para poder responder apropiadamente. Pero ¿que preferimos? ¿Vivir en la oscuridad, engañados o saber la verdad y perdonar?

 En la próxima clase nos avisas como les fue.

  1. Airaos PERO NO PEQUEIS y  no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo.

Si se vale estar enojados, se vale tener discusiones, pero no pecar. No dañar al otro. ¿Cómo pecamos cuando nos enojamos?

  • Gritamos

  • Ofendemos

  • Desacreditamos a la otra persona

  • Nos cerramos en nuestro orgullo.

  • Nos apartamos de las personas que amamos

  • Levantamos una barrera

  • Lanzamos palabras hirientes

  • Maldecimos

La clave para nosotros es poder resolver los conflictos durante el tiempo del día. “que no se ponga el sol sobre vuestro enojo” significa que el sol no puede amanecer, y nosotros estar enojados. Eso nos da un margen de toda la noche para arreglar los asuntos,. Se deben tratar los problemas en el transcurso del dia o de la noche.  Es fácil debemos seguir una regla muy sencilla “NO se vallan a dormir enojados”.

 

  1. Honestidad laboral y generosidad.

Nuestro empleo o giro de entradas económica tiene mucho que ver en una relación sana. Si nos dedicamos a algún tipo de negocio turbio, de engaño, e incluso de daño a otros, eso afecta nuestra relación.

Debemos trabajar en lo que es correcto, en o que sea de beneficio, y cuando tengamos recursos, también ser generosos con lo que tenemos. Dando a Dios y dando a otros.

  1. Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea BUENA para la necesaria EDIFICACION.

Aquí no hay un margen de error. Cuántas veces hemos dicho algo que después nos arrepentimos de haberlo dicho? Solo Dios nos puede ayudar a mantener nuestra lengua en sujeción. Que no salga ninguna palabra corrompida, sino la que sea BUENA. Solo palabras buenas. Esto no significa que tenemos que mentir, pero si significa pensar lo que vamos a decir, como lo vamos a decir y que efecto vaatener cuando la digamos. Una reglas sencillas:

  • Si no vas a decir algo bueno, no lo digas.

  • No uses tus palabras para lanzar dardos.

  • Piensa en cada palabra que vas a decir, antes que las digas.

  • Pídele a Dios que someta tu lengua a Su voluntad.

  1. No Contristéis al Espíritu Santo de Dios.

Esto solo tiene sentido para aquellos que conocen a Dios y son conocidos de Dios. Lo que mas guía nuestra vida es vivir para Dios. Esto significa que los esfuerzos que hacemos, los hacemos para agradar a Dios. Dios esta en todo lugar, el conoce todo lo que hacemos, pensamos y sentimos. Cuando nosotros actuamos en contra de lo que sabemos que es correcto, y cuando no hacemos lo que es correcto, esto es pecado. Cuando pecamos estamos “declarando nuestro rechazo a Dios”. Le decimos “Dios, tu manera no es la mejor, mi manera es la mejor”. Cuando nos rebelamos en contra de Dios, el Espíritu de Dios, es contristado, en otras palabras entristecido. La aspiración máxima de un verdadero creyente es hacer todo para “darle la gloria a Dios”.

Please reload

Featured Posts

MANDATOS PARA EL VARÓN

May 26, 2016

1/3
Please reload

Recent Posts

June 16, 2019

May 26, 2016